La escritora ushuaiense, Cynthia Cordi, presentó su nuevo libro “La pequeña historia de Eleanor”, que refleja la vida de la pionera Eleanor Britten, en un género que describió como híbrido entre crónica histórica y crónica propiamente dicha.

C

ynthia Cordi, politóloga y escritora de Ushuaia, lanzó su segundo libro en solitario, “La pequeña historia de Eleanor”. En esta obra, Cordi abraza un estilo narrativo híbrido, fusionando crónica histórica y crónica convencional para arrojar luz sobre la vida de Eleanor Britten, una pionera que desafió los límites de Tierra del Fuego en sus primeros días de colonización.

Cordi explicó su enfoque de escritura como un intento de llenar un vacío en la literatura histórica, centrándose en personajes femeninos que han quedado en la penumbra de la historia. Su objetivo es compartir descubrimientos sobre mujeres notables cuyas experiencias únicas merecen ser recordadas.

“Yo escribo como unos libros que quiero leer yo, que me interesaría haber encontrado y que no encontré, en relación a personajes que por algún motivo me llamaron la atención”, definió.

La escritora destacó la vida de Eleanor Britten, quien fuera una de las primeras mujeres blancas en vivir en Tierra del Fuego, en su caso junto con su esposo Lewis. Su experiencia durante un invierno solitario en la región ofrece una visión única del poblamiento blanco temprano en Ushuaia: “Eleanor Britten de Lewis. Lewis era el marido que era un carpintero que vino a terminar de construir la casa Stirling y los edificios que se necesitaban para instalar La Misión”.

La autora destacó la importancia de rescatar historias como la de Eleanor Britten, que a menudo son eclipsadas por narrativas más prominentes. La obra busca llenar el vacío histórico y ofrece una excusa para reflexionar sobre los inicios del poblamiento blanco en Ushuaia y la conexión entre los nativos y los colonizadores: “Me pareció que estaba bueno recuperar algo de esa historia… Es una excusa también para pensar nuestra historia y los inicios del poblamiento blanco de Ushuaia, en la vinculación con los nativos y me pareció interesante”.

Cordi compartió los desafíos de recrear la historia de Eleanor, basándose en relatos de terceros y haciendo esfuerzos para imaginar su perspectiva en un entorno donde las mujeres dejaron pocos registros escritos: “Son todos relatos de terceros. Tuve que hacer el esfuerzo de imaginarme que cada vez que leía una carta escrita por James Lewis o por Lucas Bridges, ella estaba ahí, formaba parte del grupo, del nosotros”.

Asimismo, resaltó la ubicación del monolito en La Misión, que conmemora a Eleanor Britten y ofrece a los visitantes una visión de los cimientos de la casa Stirling, donde vivió durante ese invierno histórico.

“Ella está en el monolito que hay en La Misión. El monolito está bastante vandalizado, pero justamente ahí están los cimientos y los fundamentos donde estuvo la casa Stirling”, señaló en referencia.

Cynthia Cordi, por último, reveló que ya está trabajando en otra obra, esta vez junto a Jorge Castelli, destacando la historia de una mujer de Ushuaia en la década de 1930, lo que promete ser otra inmersión fascinante en la historia regional.