Actualizado: Guardar

Ella lo denunció, pero la mataron de todos modos’. Así se llama el nuevo trabajo del artista italiano AleXsandro Palombo. Exhibidas en las calles de Paris, esta serie de obras retratan a Marine Le Pen, Anne Hidalgo, Ursula von der Leyen, Kamala Harris, Kate Middleton, Christine Lagarde y la Reina Letizia como víctimas de la violencia de género.

Y este 25 de noviembre en la plaza del Ayuntamiento de Los Alcázares (Murcia), el artista italiano realizará el lanzamiento global de la campaña, enmarcada en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Concretamente, los distintos mupis (Acrónimo de Mobiliario Urbano como Punto de Información) repartidos por la localidad serán los que muestren las distintas obras realizadas por Palombo.

«La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos que sigue siendo en gran medida impune. Sólo unos pocos perpetradores de violencia se enfrentan a un juicio y aún menos son condenados», ha expresado el artista según recoge la web del Ayuntamiento de la localidad, en aras de concienciar sobre este problema global que afecta cada año a miles de mujeres en todo el mundo.

Por ello, el creador italiano, como decimos, se sirve de rostros conocidos en todo el globo para poner cara (magullada) y alertar de las consecuencias de la violencia contra las mujeres, utilizando a mujeres para sus montajes como las anteriormente mencionadas o otras como Michelle Obama, Brigitte Macron, Aung San Suu Kyi, Sonia Gandhi o Angela Merkel.

El artista contemporáneo y activista aleXsandro Palombo ya se había hecho viral por anteriores campañas contra la violencia de género. Acostumbrados a ver sus obras contra esta lacra en las que muestra a personajes femeninos de todo tipo, como fue el caso de las princesas Disney, víctimas de esta violencia, por ejemplo.

Este pasado enero, que es cuando inicio esta nueva campaña con mandatarias o personajes femeninos vinculados al poder, y en declaraciones a ‘Il messaggero’, el activista explicó que quiso utilizar la imagen de estas mujeres poderosas para «dar un paso adelante, el mensaje que quiero dar es: atención, los primeros en usar la violencia son los hombres con poder, como se ha demostrado en los ataques a Ocaso y con Brigitte Macron».

Ver los comentarios